Hipertensión

Aproximadamente 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos tiene presión arterial alta. Por lo general, la presión arterial alta no tiene ningún síntoma. Por eso es importante que usted conozca los valores de su presión arterial, aún si se siente bien. Las personas con presión arterial alta tienen mayor riesgo de tener también una enfermedad cardíaca o algún otro problema médico.

Su presión arterial se calcula usando 2 números. Estas cifras son para las presiones sistólica y diastólica. En el consultorio de su médico, cuando a usted le toman su presión arterial, esto es lo que significan los resultados:

  • Presión sistólica: es la que se presenta cuando el corazón late mientras bombea sangre
  • Presión diastólica: cuando el corazón está en descanso entre un latido y otro.

Por lo general, los valores de la presión arterial se escriben con el número de la presión sistólica arriba o antes de la presión diastólica, por ejemplo, 120/80. Para un adulto con presión arterial normal, la sistólica, el primer número, debe ser inferior a 120. El valor diastólico (el número posterior) debería ser inferior a 80.

La presión arterial alta puede ocurrir por diferentes factores, incluidos estos:

  • Ciertos problemas médicos: problemas como la enfermedad renal crónica, las enfermedades de la tiroides y la apnea del sueño pueden provocar el aumento de la presión arterial.
  • Ciertos medicamentos: los medicamentos para el asma, las alergias y el resfrío pueden aumentar la presión arterial.
  • El uso de píldoras anticonceptivas o las terapias de reemplazo hormonal, o el embarazo, pueden ocasionar presión arterial alta en algunas mujeres.
  • Antecedentes familiares: la presión arterial alta puede ser hereditaria. Las personas pueden heredar un gen que aumenta su riesgo.
  • Envejecimiento: las personas mayores son más propensas a sufrir presión arterial alta. Más de la mitad de todos los estadounidenses mayores de 60 años tienen presión arterial alta.
  • Raza/origen étnico: ciertos grupos étnicos son más propensos a desarrollar presión arterial alta.
  • Estilo de vida poco saludable: ingerir alimentos que son poco saludables o que tienen alto contenido de sodio, tener sobrepeso, no hacer actividad física y fumar y beber demasiado alcohol pueden contribuir a la presión arterial alta.

Por lo general, la hipertensión se trata con cambios en su estilo de vida y medicamentos. El tratamiento puede ayudar a controlar la presión arterial, pero no cura la hipertensión. Si usted abandona el tratamiento, su presión arterial aumentará, como también lo harán los riesgos de presentar problemas médicos. Para tener un futuro saludable, siga cuidadosamente su plan de tratamiento. Trabaje junto con su médico para controlar la presión arterial durante más tiempo.

Estos son algunos cambios en su estilo de vida que podrían ayudarle:

  • Perder peso
  • Dejar de fumar
  • Seguir una dieta saludable
  • Hacer suficiente ejercicio físico
  • Controlar la tensión nerviosa

Obtenga más información sobre la presión arterial alta.

Fuentes: National Heart Lung and Blood Institute, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés)

Buscar un médico o un hospital

Use nuestro directorio Provider Finder® para buscar médicos y otros profesionales médicos en su área.

¿Necesita ayuda?

1-877-860-2837 (TTY/TDD: 711)

Estamos disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Llame gratis.